1. Conozca los términos básicos de los proveedores de telecomunicaciones e Internet.
2. Establezca una relación con profesionales, proveedores o asesores de confianza.
3. Comprenda la diferencia entre el costo y el precio (el mejor postor para su negocio de telecomunicaciones podría costarle más si no funciona)
4. ¡Lee tu factura! Asegúrese de conciliar su contrato y factura mensual.
5. Ajuste según sea necesario. A medida que su negocio crezca, revise sus necesidades de datos y telecomunicaciones.
6. Comprenda los SLA (acuerdos de nivel de servicio) y solicite uno a sus proveedores si no se lo ofrecen inicialmente.
7. Manténgase dentro del presupuesto, es fácil intoxicarse con nueva tecnología.
8. Llame a su negocio. Actúa como un cliente. ¿Su empresa le da la impresión inicial que está buscando?
9. Excelencia de la demanda. La tecnología fallará, y en ocasiones habrá interrupciones, pero si ocurre dos veces, comience a buscar un nuevo proveedor. Tu tecnología es vital.
10. Expande tu presencia. Comprenda las MEL (líneas de expansión de mercado) y las opciones remotas de reenvío de llamadas. ¡Usa la tecnología para servir mejor a tus clientes!

Grupo de apoyo de tecnología de contacto